miércoles, 11 de abril de 2012

SINOPSIS


Mario Luis Rodríguez Cobos nació el 6 de enero de 1938 en Godoy Cruz, Mendoza.
A los 22 años, vendió todos sus libros y recorrió Sudamérica en moto.
De vuelta en Mendoza, fundó grupos de filosofía y política, tratando de descifrar por qué el mundo se había deshumanizado.
Muchos jóvenes empezaron reunirse en torno a Silo, preparándose para transformar simultáneamente su vida personal y su medio social. Los primeros trabajos comenzaron en campamentos en zonas inhóspitas, caminatas por la costa bonaerense y ascensos a la montaña.
Los padres denunciaban la desaparición o el cambio de identidad de sus hijos y la policía puso en marcha toda una cadena de allanamientos.
En 1969, Silo llegó a Punta de Vacas, un inhóspito paraje en la frontera de Chile y Argentina.
Construyó una ermita de piedras para meditar sobre el destino de su creación, mientras se preparaba para su primera aparición pública.


En la soledad andina, Silo escribió “La mirada interna”, libro central de su mensaje.
El 4 de mayo de 1969, unos 200 jóvenes se acercaron a Punta de Vacas, donde Silo pronunció su famosa arenga en la que planteó que “la superación del sufrimiento mental es posible en la medida en que se oriente la propia vida hacia acciones no contradictorias”.
Tanto en Chile como en Argentina, se aceleró la persecución y el exilio que llevaría a varios miembros del movimiento a recorrer el mundo.
Mas tarde, en las islas europeas de Corfú y Canarias, junto a un grupo de estudio, desarrollaron los trabajos de Psicología Descriptiva. La Etapa de estudio estaba llegando a su fin.
Hubo misiones para irradiar la doctrina en América Latina, Europa y Asia.
La Universidad de California dictaba clases sobre “Siloísmo y Revolución Social”.
La Gira de 1980 incluyó conferencias masivas en Roma, Berlín, Sri Lanka, París, San Francisco y el D.F. Para el acto del 1º de noviembre de 1981 en Bombay, se reunieron diez mil personas.

En este período, se crea el Partido Humanista y Silo mantiene largas reuniones con Gorbachov.
En 1993, la Academia de Ciencias moscovita lo premió con un doctorado Honoris Causa. En Argentina, seguía siendo un desconocido.
En 1999, a 30 años de su primera arenga, Silo volvió a Punta de Vacas para exclamar: “Hemos fracasado. Reconozco el triunfo del antihumanismo y el fracaso de nuestros valores. Pero los triunfadores de hoy no tienen asegurado
el futuro”.
En 2005, se crean los primeros Parques de Estudio y Reflexión. Hoy hay treinta parques en cuatro continentes.


En 2008, con el impulso de Silo, comenzó a proyectarse la Marcha Mundial por la Paz y la No Violencia, un hecho sin precedentes en la historia universal.
En el marco de la Marcha Mundial, Silo hizo una conferencia ante los premios Nobel en Berlín.
Silo murió el 16 de septiembre de 2010 en su casa, junto a su familia. Sus cenizas se esparcieron en los Parques de Estudio y Reflexión del mundo.

EPÍLOGO:
CRISIS DEL SISTEMA. La Crisis de la Civilización Actual.
LA ESPIRITUALIDAD EN EL SIGLO XXI: ¿Moda o cambio de era?
EL MOVIMIENTO HUMANISTA y EL SILOISMO HOY.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada